NO ERA POSIBLE

Vigilantes apostólicos y proféticos – No es posible que le nieguen la victoria

Este es un extracto de una de los blogs de Jane. Para leer el artículo completo, visite Mi Salvador.

Cuando Pedro se puso de pie con los once, hablando a los hombres de Judea y a todos los que habitaban en Jerusalén, los instó a recordar las palabras habladas por el profeta Joel acerca del derramamiento del Espíritu de Dios en los días venideros. Él dijo que veríamos las maravillas arriba en el cielo y las señales abajo en la tierra.

Pedro luego procedió a afirmar que Dios lo levantó, habiendo sido sueltos los dolores de la muerte “por cuanto era imposible que fuera retenido” por ella. Hch. 2:24

“Era imposible.” Piense en ello. NO ERA POSIBLE QUE LA MUERTE O LA TUMBA LO RETUVIERAN. Ah, la victoria de la cruz y la victoria del Cielo sobre la obra de Satanás.

Por lo que Jesús logró por nosotros en el Calvario, NO ES POSIBLE que el enemigo le detenga. No es posible que viva la vida estorbado por la confusión o la intimidación. El Cielo no le susurra a usted acerca de su incapacidad o de fracasos en ninguna área de su vida. Satanás ya está derrotado y él no tiene derecho de vencer otra vez. Recuérdele su derrota y alinee todo su ser al Cielo, porque el Cielo quiere usarlo a usted como el sonido de una trompeta en el mundo y anunciar las victorias que Jesús obtuvo por nosotros con Su muerte.

impulsar el Reino hacia delante

Vigilantes apostólicos y proféticos – Ungidos y llamados para esta hora

Este es un extracto de una de las cartas de Jane. Para leer la carta A petición suya.

Ser apostólico significa que porta la unción de romper... Usted abre el camino para que se pueda avanzar hacia el futuro y a la plenitud de lo que Dios nos ha llamado a ser. Lo profético significa que usted percibe algo. Tal vez lo vea con los ojos de su espíritu, pero no se ha manifestado en la realidad todavía. Lo apostólico abre el camino para aquello que está viendo en el ámbito profético. Usted "va tras de ello" (yendo tras algo con determinación) para abrir el camino a fin de que la palabra profética se cumpla en la vida de las personas, en las ciudades, y en las naciones. Es traer el cielo a la tierra! Un vigilante significa que está parado en el muro. Ponen su vista en lo que está sucediendo en el mundo, con el ojo puesto en lo que Dios dice del futuro y del día actual en que vivimos.