Lugar

Dios nos lleva más profundo

Este es un extracto del blog de Jane. Para leer el blog completo, vaya a Vengan a Mí.

Dios nos atrae por el Espíritu Santo para que vayamos a un lugar más profundo en la relación con el Padre. No se trata de conocimiento. No se trata de hacer cosas. Él quiere comunión con nosotros que se base solamente en el puro gozo de estar juntos.

  • Cuando Tú dijiste, “Busca Mi rostro”, mi corazón dijo, “Y yo, Señor, tu rostro busco”... Pon tu esperanza en el Señor; ten valor, cobra ánimo; ¡pon tu esperanza en el Señor! Sal. 27:8, 14
  • Oh Dios, tú eres mi Dios; yo te busco intensamente. Mi alma tiene sed de ti; todo mi ser te anhela, cual tierra seca, extenuada y sedienta. Te he visto en el santuario y he contemplado tu poder y tu gloria. Tu amor es mejor que la vida; por eso mis labios te alabarán. Te bendeciré mientras viva, y alzando mis manos te invocaré. Mi alma quedará satisfecha como de un suculento banquete, y con labios jubilosos te alabará mi boca. En mi lecho me acuerdo de ti; pienso en ti toda la noche. A la sombra de tus alas cantaré, porque tú eres mi ayuda. Mi alma se aferra a ti; tu mano derecha me sostiene. Sal. 63:1-8

total gozo

Vengan a mí

Esta es una publicación que Jane hizo recientemente en su blog. Para leer el blog completo, vaya a Vengan a mí.

Esta mañana, mientras pensaba en la escritura, sentí que el Señor me decía, “Vengan a mí”. Qué consuelo hay en esas palabras. Traen descanso, seguridad, consuelo y firmeza, todo al mismo tiempo.

  • ¡Solo vengan! Vengan y reposen en Mí. Vengan y sean bendecidos en Mí. Vengan y reciban todo lo que necesitan de Mí. Es una invitación al reposo. Dejar de lado la lucha y el estrés de la vida.
  • Solo vengan, encuentren consuelo y descanso para su alma.
  • Solo vengan, y hallen paz.

Y el mismo Dios de paz los santifique por completo; que todo su ser —tanto espíritu, como alma y cuerpo— sea guardado sin mancha en la venida de nuestro Señor Jesucristo. 1 Ts. 5:23 RVA 2015

Dios nos atrae por el Espíritu Santo para entrar a un lugar más profundo de relación con el Padre. No se trata del conocimiento. No se trata de hacer cosas. Él quiere comunión con nosotros que no se basa en nada más que el total gozo de estar juntos.

¡Vengan a mí! Hágalo hoy. Llénese de Él. Halle en Él el paso que le de estabilidad.