Cuando Dios expresa Sus intenciones con palabras fuertes, éstas impactan la Tierra –como sucedió en Richmond en la celebración del quincuagésimo aniversario– y se nos da la opción de responder. Nuestras respuestas pueden variar según nuestro caminar con el Señor.

Algunos dirán, “Ah, yo no puedo hacer eso”, al hacer un inventario personal de los “Sí puedo y No puedo”, según sus éxitos o fracasos pasados. ¡Gran error! Algunos inmediatamente ven al enemigo en común a la cara –a ése llamado temor– y permiten que los domine, incluso en la mente natural.

Por supuesto, el enemigo presentará todos sus argumentos de por qué las fuertes palabras de Dios son tan solo pensamientos simplones, necios y sin mérito. No puede ser Dios...

En su mensaje del domingo en Richmond, Graham Cooke dijo, “La diferencia entre el cumplimiento de una promesa y una manifestación parcial de ella es, literalmente, la calidad de su actitud y su acercamiento a la palabra que Dios ha dado”.

Cuando Dios expresa Sus intenciones con palabras fuertes, éstas impactan la Tierra –como sucedió en Richmond en la celebración del quincuagésimo aniversario– y se nos da la opción de responder. Nuestras respuestas pueden variar según nuestro caminar con el Señor.

Algunos dirán, “Ah, yo no puedo hacer eso”, al hacer un inventario personal de los “Sí puedo y No puedo”, según sus éxitos o fracasos pasados. ¡Gran error! Algunos inmediatamente ven al enemigo en común a la cara –a ése llamado temor– y permiten que los domine, incluso en la mente natural.

Por supuesto, el enemigo presentará todos sus argumentos de por qué las fuertes palabras de Dios son tan solo pensamientos simplones, necios y sin mérito. No puede ser Dios...

En su mensaje del domingo en Richmond, Graham Cooke dijo, “La diferencia entre el cumplimiento de una promesa y una manifestación parcial de ella es, literalmente, la calidad de su actitud y su acercamiento a la palabra que Dios ha dado”.

Fuerza para recibir

Al continuar meditando yo en todo lo dicho en Richmond, mi atención pasó recientemente a Hebreos 11 y a los increíbles milagros de fe en personas ordinarias, personas como usted y como yo. Eran personas ordinarias que recibieron palabras fuertes, llenas de la intención de Dios y que cambiarían el curso de la historia.

De Sara se dijo que daría a luz un hijo... ¡ella de edad ya avanzada! “¿En serio? ¿Acaso no sabes qué edad tengo?” Pero la Palabra prosiguió, “Ella necesitaba fuerza para recibir”. ¡Fuerza, sin duda! ¡Esta habría de ser la semilla del siguiente mover poderoso de Dios en la Tierra! Al recibir la fuerza para concebir, el plan de Dios avanzaba un paso más.

La verdad era que el tiempo de dar fruto de Sara NO HABÍA PASADO... SI ERA DIOS QUIEN DECÍA QUE NO.

Yo creo que Dios tiene a unos escondidos y quiere usarlos de diversas maneras en los días por venir. Sienten que por causa de su edad o de otros lugares que perciben como limitaciones, su tiempo de fructificación llegó y pasó. ÉL DICE: ¡NO, TU TIEMPO ES AHORA!

Dutch Sheets dijo en Richmond que Aglow sería usado en el tercer gran mover del Espíritu Santo. Hoy quiero decirles que:

  • Han sido preparados, se les ha dado, se han fortalecido, están llenos de autoridad y están listos para la guerra... para esta hora.
  • No vea su edad.
  • Vea a Jesús.

Para aquellos de ustedes que están enfermos, vengan a Spokane preparados para volver a casa sanos y llenos de nuevas fuerzas.

Tenemos un fundamento firme. Hemos estado construyéndolo, año tras año. Estamos en un momento increíble para construir la casa de Aglow.

  • Creemos en el poder de la oración.
  • Creemos en el poder del Espíritu Santo y en la evidencia de hablar en nuevas lenguas.
  • Creemos en ganar a los perdidos para Cristo.
  • Creemos que Dios tiene intenciones para Su pueblo –hombres y mujeres– trabajando juntos en Su poder y fuerza para mostrar Su gloria en el mundo.
  • Creemos en amar al pueblo musulmán mientras que exponemos al espíritu de anticristo detrás del sistema religioso del islamismo.
  • Creemos que los judíos tienen derecho a Israel, como la tierra que Dios les dio y nos solidarizamos con ellos en su posesión de dicha tierra.
  • Creemos en el advenimiento de Cristo y aguardamos por él.
  • Creemos que somos parte integral de la ecclesia de los últimos días y que Dios nos ha enviado a los confines de la tierra para preparar al pueblo para Su regreso.

Cada uno de estos puntos es parte del fundamento de Aglow.

Un año que pone el toque final

Este año, el 2018, es un año de culminación. Éste es un año de coronar los logros en el Espíritu. Estamos uniéndonos, hombres y mujeres, judíos y gentiles, como la ecclesia en la Iglesia internacional para resplandecer con la gloria del Señor.

Nuestro rol en la tierra es ejemplificar la naturaleza, el poder, la sustancia y la promesa del Reino del Cielo.

  • Necesitamos la Palabra del Señor de maneras que nunca antes habíamos necesitado.
  • Necesitamos usar la Palabra del Señor de formas que nunca antes habíamos usado.
  • Necesitamos poner atención, despertar y entender quiénes somos.
  • Necesitamos entender qué está diciendo Dios, qué piensa, qué planea. ¿Qué es lo que Él quiere que se haga y cuál es la urgencia en Su corazón por lograr todo lo que ha dicho?

¿Qué está haciendo usted?

Comencé esta carta diciendo, “Cuando Dios expresa Sus intenciones con palabras fuertes, éstas impactan la Tierra y se nos da la opción de responder”.

Quiero preguntarle, ¿qué está haciendo usted con las palabras que Dios le dio a Aglow en la conferencia? El peso de lo que nos fue dicho no puede –no debe– caer solamente sobre mis hombros.

La prueba para nosotros –para todos nosotros– es surgir con un corazón, una mente, un espíritu, y una voz. Las cosas ya no son como siempre. Han sido enviados apostólicamente y están colocados allí, en sus naciones, estado, ciudad, pueblo y aldea para llevar las Buenas Nuevas del evangelio –que Dios amó de tal manera al mundo que envió a Su Hijo Jesús, quien murió en una cruz, fue sepultado y se levantó nuevamente, tomando el pecado y la vergüenza sobre Sí mismo y restaurando todo con Dios.

Al llevar usted estas Buenas Nuevas, la promesa es que las señales seguirán a los que creen. En su Nombre, usted:

  • Echará fuera demonios
  • Hablará en nuevas lenguas
  • Impondrá las manos sobre los enfermos y éstos se recuperarán.

Todo lo relacionado con Aglow ha sido actualizado para esta nueva era en la que nos encontramos. Hemos recibido el manto con todo lo que Jesús es. Hemos sido investidos para salir al mundo llevando un mensaje fresco. Somos la luz enviada a la oscuridad que brilla para que todos la vean. Somos una ciudad sobre un monte. Toda autoridad nos ha sido dada en Jesús. La tenemos en el Cielo y acá en la tierra. Vayan, hagan discípulos a las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a que cumplan todo lo que Él nos ha mandado... amar al Señor con todo su corazón y a amarnos unos a otros como nos amamos a nosotros mismos.

Ciertamente, las palabras que Jesús habló en Lucas 4:18-19 se están cumpliendo, “El Espíritu del Señor está sobre nosotros”. Y somos el pueblo del que se habla en Hechos 17:6, “Estos que trastornan el mundo entero también han venido acá”. Nadie está a salvo de la bendición cuando la gente de Aglow llega a la ciudad.

Reuniones estratégicas

En unas pocas semanas me reuniré con apóstoles y profetas en Jerusalén para orar y considerar “lo que Dios ha hecho en medio nuestro”. Antes de que inicien esas reuniones, lideraré el viaje anual a Israel, en el que los 140 nuevamente uniremos como vigilantes en los muros de Jerusalén.

No diga que no tiene fuerzas. Éste es el momento de presionar y de recibir todo lo que Dios está concibiendo en usted y a través de usted. Nosotros, colectivamente, hemos entrado a un lugar nuevo.

Fortalecida para concebir,

Jane Hansen Hoyt
jane-signature
Jane Hansen Hoyt
Presidenta/Directora Ejecutiva
Aglow International
facebook icon smallfacebook.com/jane.hansen.hoyt