trained web spIlimitado en favor, en poder, en majestad

Dios ha formado una compañía de mujeres y de hombres que no le teme a los desafíos y que no se amilana ante las realidades actuales. Él nos capacitó, nos formó, y nos hizo aptos para el día actual. – Jane Hansen Hoyt, Presidenta y Directora Ejecutiva de Aglow Internacional

Proclame que hay un espíritu vencedor en el pueblo de Dios alrededor del mundo. Ellos lo vencieron por la sangre del Cordero y por la palabra que ellos proclamaron... Ap. 12:11

  • ¡Bendito seas, Señor, mi roca! Tú me entrenas para la batalla; fortaleces mis manos para el combate. Sal. 144:1
  • Pelearán contra el Cordero, pero el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y a los que están con él se les llama “elegidos” y “fieles”. Ap. 17:14

Herencia

Fuego“Me diste una herencia reservada para los que temen tu nombre” (Sal. 61:5), habla de una herencia valiosa. La herencia hace referencia a algo que es “trasladado o transmitido por, o adquirido de, un predecesor”. Aunque entendemos que la salvación no se hereda, sino que es una decisión personal de cada individuo, creo que sí se puede motivar a otros a tener hambre por las cosas de Dios. “Transmitir” significa trasladar o transferir de una persona a otra, pasar, causar que se difunda. Estoy tan agradecida por mi herencia y por el hambre que me transmitieron. Comenzó con la fervorosa predicación de un osado irlandés que tocó la vida de mi padre de una manera que aún hoy continúa a través de mi vida, la de mis hijos y la de mis nietos. Mi oración es que ese tipo de celo en la predicación vuelva a la iglesia, y que ese tipo de descripción valiente, temeraria del “Amor de Dios y del “Infierno de Dios” nos consuma, afectando y trasladándose a todos los que se cruzan por nuestro camino.

¿Permitirá Aglow que el Espíritu Santo sople un fuego nuevo en cada uno? Mi respuesta es ¡Sí! ¡Ven, espíritu santo!

(Tomado del blog de Jane Una herencia valiosa)