Dolores de parto

guerra mantoNota: Este es un fragmento de una carta reciente de Jane Hansen Hoyt, Presidenta/Directora Ejecutiva de Aglow Internacional. Leer la carta completa de Dolores de parto.

Reconocemos en las naciones del mundo que los dolores de parto se están produciendo con más intensidad. Vemos señales que anticipan el retorno del Señor. Sabemos que hay guerra en la atmósfera y sabemos que nos ha sido dado el manto de la autoridad del Reino para estar firmes como Su pueblo en la Tierra.

  • Permita la realineación en donde sea necesario y esté dispuesto a aceptar nuevas asignaciones porque Dios está preparándonos para algo que es mucho más grande de lo que hayamos visto hasta ahora.
  • Manténgase firme en la autoridad del Reino, sabiéndose el pueblo de Dios en la Tierra.
  • Señor, abre nuestros ojos para que veamos las señales en derredor nuestro y que nos señalan Tu regreso.
  • Declare, ¡Bendito Aquel que viene en el Nombre del Señor!

¡Despiertos, alertas y prestos!

BeTheLight webPues ustedes saben muy bien que el día del regreso del Señor llegará inesperadamente, como un ladrón en la noche. Cuando la gente esté diciendo: «Todo está tranquilo y seguro», entonces le caerá encima la catástrofe tan repentinamente como le vienen los dolores de parto a una mujer embarazada; y no habrá escapatoria posible. Pero ustedes, amados hermanos, no están a oscuras acerca de estos temas, y no serán sorprendidos cuando el día del Señor venga como un ladrón. Pues todos ustedes son hijos de la luz y del día; no pertenecemos a la oscuridad y a la noche. Así que manténganse en guardia, no dormidos como los demás. Estén alerta y lúcidos. 1 Ts. 5:2-6 (NTV)

¡Sea la luz!

Nota: Este texto es parte de una publicación reciente de Jane Hansen Hoyt en la página de Aglow Internacional en Facebook. Para leer ésta y otras publicaciones, presione “Me gusta” en la página de Aglow International en Facebook

Somos un ministerio lleno de destino porque Él así lo designó y lo habló a existencia. Él nos ha puesto el manto de autoridad gubernamental y nos ubicó en las naciones del mundo con un gran propósito para los tiempos del fin. ¡Levántense! ¡Ocupen! ¡Sean la luz que conquista las tinieblas!