• Creemos en un único Dios trino. Reconocemos que hay un Dios verdadero que consiste de tres personas distintas: Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo. (1 Jn. 5:5-8; Jn. 1:1; Mt. 28:19-20)
  • Creemos que el Señor Jesucristo, el Hijo unigénito de Dios, fue concebido por el Espíritu Santo, nació de la Virgen María, fue crucificado, murió, fue sepultado y resucitó. Él ascendió al Cielo y ahora está sentado a la diestra de Dios el Padre y es verdadero Dios y verdadero hombre. (Mateo, Marcos, Lucas, Juan)
  • Creemos que la totalidad de la Biblia está conformada por el Antiguo y el Nuevo Testamento; es la Palabra de Dios, totalmente inspirada y escrita bajo la inspiración del Espíritu Santo y es nuestra regla de fe y práctica. (2 Ti. 3:16-17)
  • Creemos que todos nacemos pecadores; el Espíritu Santo trae convicción de pecado; el Señor Jesucristo pagó el precio por el pecado y derramó Su preciosa sangre en la cruz como expiación por el pecado; aquellos que rehúsen aceptar Su sacrificio por sus pecados, se perderán eternamente, y aquellos que se arrepientan por sus pecados y acepten personalmente al Señor Jesucristo como su Salvador recibirán el perdón de pecados y vida eterna y serán habitados por el Espíritu Santo. (Hch. 3:19-21; Ro. 10:9-13; 1 Co. 6:911)
  • Creemos en el bautismo del Espíritu Santo con la evidencia de hablar en lenguas, según el Espíritu de Dios las da, que todos los dones del Espíritu Santo son válidos y están en operación el día de hoy y que el fruto del Espíritu Santo debe ser cada vez más evidente en la vida del cristiano. (1 Co. 12:7-11; Mr. 16:17; Hch. 2:4; Gá. 5:22-23; Ef. 5:8-10)
  • Creemos que la obra redentora de la obra del Señor Jesucristo provee sanidad para nuestro espíritu, alma y cuerpo. (Jer. 17:14; Jer. 33:6; Is. 53:5; Mt. 10:8)
  • Creemos que debemos obedecer el mandato de Jesús de predicar el Evangelio a todo el mundo. (Mt. 12:14; Mt. 28:19-20; Sal. 96:3; Ap. 14:6-7)
  • Creemos que los miembros del cuerpo de Cristo son la Iglesia y que deben tener comunión regular unos con los otros en una iglesia local. (Hch. 2:41-42; He. 10:24-25; Mt. 18-20; Col. 3:16)
  • Creemos en el bautismo en agua. (Mr. 1:8-9; Mt. 3:6, 11, 16)
  • Creemos y esperamos el advenimiento personal del Señor Jesucristo. (1 Ts. 4:16-17; He. 9:28; Ap. 1:7; Mt. 24:36, 44; Jn. 14: 1-3; Hch. 1:11)
  • Creemos en la inmutable creación de Dios en hombres y mujeres que reflejan Su imagen. (Gn. 1:27)
  • Creemos que el cuerpo de cada persona es el templo del Espíritu Santo y que debemos glorificar a Dios con nuestro cuerpo. (Ro. 12:1; 1 Co. 6:18-20)
  • Creemos que debemos andar en el Espíritu y huir de la inmoralidad sexual. (Gá. 5:16; 1 Co. 6:9-10; Gá. 5:19-21; Ap. 21:8)
  • Creemos que la Biblia define el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer en una unión única y exclusiva (Gn. 2:18-25).
  • Creemos que la intención de Dios es que la intimidad sexual ocurra solo entre un hombre y una mujer dentro de los límites del matrimonio (1 Co. 7:2-5; He. 13:4; Mr. 10:6-9).
  • Creemos que el diseño de Dios para la intimidad sexual en el contexto del matrimonio entre un hombre y una mujer no permite la práctica de la homosexualidad, masculina o femenina, y que la práctica de la homosexualidad es incompatible con la enseñanza bíblica (1 Co. 6:9-10; Ro. 1:24-27; Ef. 5:31-32; 1 Co. 7:2; Mr. 10:6-9; He. 13:4).
  • Creemos que el matrimonio no es una institución humana, sino una metáfora divina específica que ilustra la unión de Cristo y la Iglesia. Solo la unión entre un hombre y una mujer puede ilustrar apropiadamente la relación entre Cristo y Su Iglesia (Ef. 5:22-32).
  • Creemos en y facilitamos la atmósfera de amor y restauración que crea un espacio y lugar de seguridad para quienes batallan con problemas de género, a fin de que puedan vivir de conformidad con las enseñanzas bíblicas descritas y no según lo dictado por sus propias creencias (1 P. 1:22). “Al obedecer la verdad, ustedes quedaron limpios de sus pecados, por eso ahora tienen que amarse unos a otros como hermanos, con amor sincero. Ámense profundamente de todo corazón.”